PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Aquí encontrarás algunas respuestas a posibles dudas que puedas tener. Pulsa en la pregunta para ver su respuesta.

Las capacidades de Poltank permiten fabricar sus productos acorde a diferentes normativas como, por ejemplo, la EN-13121 (equivalente a BS4994), ASME X, NSF o EN-16713. Todos nuestros procesos están definidos y supervisados bajo los estándares tanto de calidad ISO9001 como de medio ambiente ISO14001 y EMAS.

Poltank fabrica sus productos industriales en azul (RAL 5015), con la posibilidad de fabricar en otros colores como gris (RAL 7001) o blanco (RAL9001).

Para filtros de ámbito comercial, en los laminados los colores estándar son: rojo, marfil, azules (RAL 5015 i RAl 5021) o verdes (RAL 5018 y RAL 6027). En los filtros bobinados de uso comercial se utiliza el azul (RAL 5015), verde (RAL 6027), amarillo (RAL 1018), gris (RAL 7001) y negro.

Aunque estos son los colores estándar de fabricación, se pueden utilizar otros colores bajo petición. Si es el caso, póngase en contacto con el departamento técnico o comercial ([email protected]), ellos le informaran de su disponibilidad.

La ventaja principal es la estabilidad que los pies circulares confieren al filtro que ayuda en situaciones de alto viento o de riesgo sísmico. Es por ello que Poltank fabrica todos sus productos con este tipo de pies.

Los recambios más habituales son: crepinas, brazos colectores o juntas. Para solicitar los recambios, simplemente se necesita el número de serie del filtro localizado en la etiqueta identificativa del mismo y contactar con el departamento comercial ([email protected]).

La gama de productos de Poltank empieza con filtros de diámetro 350 mm, enfocados al ámbito residencial y hasta diámetros de 3500 mm para filtros de grandes dimensiones dirigidos a la industria de la desalación.

Los filtros de PRFV son óptimos para cualquier grado de salinidad, tienen un ciclo de vida superior a los filtros de acero y con un mantenimiento mínimo. Por consiguiente, Poltank solo fabrica los filtros a presión en poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV).

Poltank no suministra el medio filtrante. El cambio de este depende de factores como la calidad del agua, la aplicación y el desgaste que sufra. Para más información sobre los tiempos recomendados de renovación, consulte con su suministrador de medio filtrante.
Para saber cómo realizar el cambio de medio filtrante, solicite el manual de instrucciones y mantenimiento al departamento comercial ([email protected]) o descargarlo aquí.

La diferencia entre un filtro laminado y un filtro bobinado es el proceso de fabricación.
Los filtros laminados se fabrican con un “molde negativo”, por lo que la superficie de estos tiene un aspecto brillante. Los filtros bobinados se fabrican con un “molde positivo”, y posteriormente se aplica una fase de bobinado.
Para aplicaciones industriales de alto requerimiento se recomiendan filtros bobinados debido a que proporcionen mayor resistencia mecánica, que las fibras bobinadas confieren.

Es necesario realizar periódicamente una fase de lavado, vertiendo al desagüe la suciedad acumulada en el lecho filtrante para volver a tener el filtro en condiciones óptimas de trabajo.
A medida que el lecho filtrante acumula suciedad, la presión necesaria para realizar el proceso de filtrado va en aumento. Es por ello que se recomienda realizar un ciclo de lavado cuando la diferencia entre la presión de entrada y de salida haya aumentado más de 0,6 bar, y evitar superar la presión de 1 bar.
Para más información solicite el manual de instrucciones y mantenimiento al departamento comercial ([email protected]) o descargarlo aquí.

Dependiendo de la configuración de filtro, pueden realizarse lavados con agua o lavados con aire y posteriormente agua.
En los filtros provistos de placa de crepinas o de tubos ranurados específicos, es posible realizar un lavado por aire previo al lavado por agua.

Este proceso permite liberar partículas de suciedad atrapadas en el medio filtrante a partir de una corriente de aire y de esta forma ahorrar agua, pues el agua consumida durante el lavado será únicamente la necesaria para llevar la suciedad acumulada a la parte superior del filtro hasta el desagüe.

Poltank recomienda que la presión de trabajo del filtro sea como máximo el equivalente a un 80% de la presión de diseño.